Por qué no debemos fabricar o usar desinfectante de manos casero

desinfectante de manos gel hidroalcohólico

Por qué no debemos fabricar o usar desinfectante de manos casero

El desinfectante de manos se ha convertido en uno de los productos más demandados en supermercados y farmacias desde que empezó la cuarentena. Ante la escasez de gel hidroalcohólico en tiendas, Internet se ha llenado de tutoriales para fabricarlos en casa. Pero muchos expertos en el campo de la salud desaconsejan completamente el uso de geles desinfectantes caseros, ya que su eficacia no está asegurada.

Por qué NO debemos utilizar gel hidroalcohólico casero para desinfectar nuestras manos

La razón principal para no usar jabon desinfectante casero es que este no ha sido elaborado con el equipo adecuado ni las condiciones higiénicas necesarias. La fórmula del gel hidroalcochólico maneja sustancias que mal manipuladas suponen un riesgo para la salud.  La composición del gel desinfectante es muy específica con una concentración mínima de etanol de al menos 60 %. Para alcanzar estas medidas tan exactas se necesitan utensilios precisos como probetas, pipetas o balanzas que no se pueden comprar con facilidad. Ni siquiera la Thermomix sirve para pesar los ingredientes.

La OMS también ha compartido en su página su propia receta para fabricar desinfectante de manos. Sin embargo, está dirigida a profesionales, no se trata de receta para hacer en casa. En último caso, con este tipo de prácticas podemos llegar a desabastecer a las farmacias de productos como el alcohol para desinfectar heridas. Además, este último solo está destinado a ese uso y no a tratar la piel. Es un líquido muy secante que disminuye la barrera protectora que da lugar a la entrada de virus o bacterias.

Agua y jabón, la clave para evitar posibles contagios

El único método eficaz que existe para evitar posibles contagios es el lavado de manos con agua y jabón. Esta es una de las principales recomendaciones dadas por la OMS y muchos expertos afirman que adquirir este hábito es esencial para frenar la pandemia por Covid-19. Este virus tiene una capa de lípidos, es decir grasas, que se destruyen con el jabón.

El gel desinfectante se debe utilizar, sobre todo, en situaciones donde no podemos lavarnos las manos. Este producto es cómodo y fácil de transportar, por lo que podemos llevarlo con nosotros cada vez que salgamos de casa a pasear, a comprar, a tirar la basura, etc. Por lo tanto, este líquido desinfectante de manos sigue siendo imprescindible. Eso sí, solo debemos usar aquellos que hayan sido fabricados en un entorno adecuado y cuya eficacia haya sido probada por expertos.